Se nota que el verano está cerca y apetece pelazo, ¿verdad? Sois muchas de vosotras las que estáis viniendo esta primavera al salón para preguntar por las extensiones. Es el premio perfecto al acabar el curso, la preparación para las vacaciones, o simplemente, porque os lo merecéis y queréis cumplir vuestro sueño de tener súper melena.

Pero ya os aviso, si las pruebas no hay vuelta atras… No molestan, no se notan, os podeis ir de vacaciones con ellas y el mantenimiento es muy facil! Sólo hay que cepillar el cabello con un poco de mimo y un cepillo suave como los que tenemos en la tienda online y en el salón.

Hoy os voy a enseñar dos casos de extensiones. Son dos melenas muy diferentes pero las dos buscan un poco más de volumen y rellenar la zona de las patillas.

Una vez tenemos las extensiones en el salón, solo necesitamos una mañana o en una tarde para colocarlas. El proceso es sencillo pero somos muy meticulosas y precisas. Es necesario una máquina especial de ultrasonidos para sujetarlas a la base del cabello, y hemos desarrollado una técnica propia después de todos estos años de experiencia, así que el resultado es TOP.

Se mimetizan completamente y elegimos el color más adecuado. Incluso si es necesario se puede corregir el color con mechas, babylights, degradado… Ya veis que estas dos melenas son dos mundos diferentes de color pero en las dos quedan integradas y naturales.

Y después de la colocacion, ¡a disfrutar!

El precio, como siempre, dependerá de la cantidad de extensiones y de cada melena. Para que os hagais una idea, van desde los 200 € las 25 extensiones.

Recordad que podeis venir al salon sin cita para daros presupuesto sin compromiso.